10 de julio de 2012

Cuentos de verano: Camino con corazón

Este verano del 2012 intentaré traeros a este espacio algunos cuentos... ni pretendo hacer servicio bloguero de autoayuda, ni parecer un sermonero barato, ni nadie que tenga que decir a nadie como tiene que vivir o sentir su vida.
Tan sólo, quiero expresarme y sentirme.
Ya sabéis que pienso que no somos nada más que estados emocionales... pues lo único que deseo es aportar algo a vuestros estados emocionales... y nada más. Gracias si estás ahí.


Camino con corazón

Cada camino es uno entre un millón.
Por ende, no hay que olvidar que un camino no es más que eso. 
Si piensas que no debes seguirlo, no te quedes en él bajo ninguna circunstancia. 
Un camino no es más que un camino.
Que lo abandones cuando tu corazón así te lo indique no significa ningún desaire a ti mismo ni a los demás.
Pero tu decisión de seguir esa senda o apartarte de ella no debe ser producto del temor ni la ambición.
Te advierto: examina cada camino atentamente. Pruébalo tantas veces como te parezca necesario.
Luego hazte esta pregunta: ¿Tiene corazón este camino? 
Todos los caminos son iguales, no llevan a ningún lado. Atraviesan la maleza, se internan o van por debajo de ella.
Si ese camino tiene corazón, entonces es bueno.
De lo contrario, no te servirá de nada … 

de Carlos  Castaneda


No siempre se hacia donde ir (por suerte) pero intento saber siempre donde estoy… ¿Tiene corazón mi camino? Lo intento… y cuando lo siento, entonces todo tiene sentido, todo empieza a fluir, todo se vuelve más fácil. ¿Tiene corazón tu camino?
Los que tenemos la suerte de estar trabajando en estos tiempos estamos obligados a poner el corazón en nuestro “camino” laboral… estoy harto de quejas, de lamentos, de… (y lo curioso es que siempre salen de aquellos que están trabajando, de los que tienen escrita en la cara la palabra "crisis")   
…y sólo a veces se me ocurre comentarles  “la realidad está ahí fuera (cuando sales de esa jaula que llamas trabajo)” y ese camino es el más difícil… el de nuestras familias, el de nuestros amigos, el de nuestras relaciones con otros y con nosotros mismos.
Y se que todo va a ir a mejor... no gracias a los que trabajamos sino gracias a los que ahora no trabajan y que en sus caras se lee "Esperanza".

El camino más difícil que tomé fue el de elegir, o bien estar en el lado de los que quieren el poder, la competencia, la celebridad, el reconocimiento…, o bien estar en el lado de los que sólo quieren trabajar… elegí el segundo camino…, ni que decir tiene que en este existe mucha menos competencia.
El 2º camino que tuve que abordar fue el de elegir entre sentirme amargado, triste, disconforme, negativo…, o bien sentirme alegre o al menos sentirme bien… elegí de nuevo el  segundo camino… y espero nunca salirme de él.
José Manuel 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails