6 de febrero de 2014

Cuentos de mi vida: "A Ninguna Parte"

Cuentos de mi vida: "A ninguna Parte"

Navegando hacia Ninguna Parte se dirigían dos hermanos gemelos que se hacían llamar  Desprecio e Indiferencia. 
Eran hijos de Notequiero y Nomeinteresas y decidieron partir sin rumbo a la búsqueda de si mismos. 
En un momento del viaje a Ninguna Parte, Desprecio le preguntó a su hermana: ¿Eh tú, levanta de ahí y échame una mano con las velas? Claro está… no obtuvo respuesta. A Indiferencia sólo le importaba ella misma. A veces no hay mayor desprecio que la indiferencia.
Pasado un tiempo y varias tormentas, ella le dijo a él ¡Tengo miedo!, a lo que Desprecio, clavándole la mirada en sus ojos le contestó ¡Y a mi qué!.
Indiferencia lloró de miedo y Desprecio se quedó solo.
Nunca llegaron a Ninguna Parte pues Ninguna Parte estaba en el país de donde nunca debieron de haber salido.
Se piensa que ambos hermanos siguen sin rumbo y a la deriva y que en ocasiones encuentran algunos puertos donde atracan, recogen víveres, transmiten su virus a quienes se les acercan... y huyen. 
Pero siempre juntos.
Si te los encuentras en el muelle de tu vida, míralos a los ojos sin miedo, sin ira... de no ser así, estarás perdido.
Y recuerda que junto a ellos nunca llegarás a Ninguna Parte.

De "Cuentos de mi vida" (José Manuel Párraga)


No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails