27 de julio de 2012

Cuentos de verano: Una fábula para tiempos como los de hoy


Una fábula para tiempos como los de hoy
Si nos preparamos para fracasar… fracasaremos. Vamos en buen camino… no lo dudes

Erase una vez un comerciante, como otros muchos comerciantes, que habitaba junto a un camino por el que discurrían montones y montones de personas. Se dedicaba a fabricar de manera artesanal un pan exquisito, magdalenas caseras y otros tipos de bollería. Estaba tan ocupado con su trabajo que no tenía tiempo ni de escuchar la radio, ni de leer los periódicos, ni siquiera de ver la televisión.
Le gustaba lo que hacía y era feliz así.
Compró un trozo de terreno con los ahorrillos que tenía y colocó una valla publicitaria anunciando su rico pan “Compren pan de horno calentito… no has probado nada igual”. Y la gente no dudaba en comprar ese pan.

Aumentó su producción de pan y de resto de bollos por lo que tuvo que ampliar  su panadería para poder satisfacer las necesidades de sus clientes. Trabajaba tanto que un día le dijo a su hijo que estudiaba en la universidad ciencias económicas, que si podía echarle una mano al menos en fines de semana y vacaciones.

Pero ocurrió algo sorprendente, su hijo le dijo:

“Papá… ¿pero es que no escuchas la radio, ni ves la tele, ni lees los periódicos? Estamos en la crisis económica más grande de todos los tiempos. La situación es catastrófica… peor no podemos estar.”

El padre pensó: “Mi hijo es universitario, está al tanto de todas las noticias, por lo que sabe lo que está diciendo y debe tener razón".

A partir de ese momento decidió comprar menos harina para fabricar menos pan y quitó la valla publicitaria para así reducir gastos…  Y las ventas fueron disminuyendo cada día más. Ante lo cual tuvo que hipotecar el terreno que había comprado para asumir los gastos e intentar que su negocio no se perdiera… y las ventas siguieron disminuyendo. Ya era un poco menos feliz… y ya no gritaba a los cuatro vientos como hacía antaño  “… compren pan de horno calentito”.

Después de no mucho tiempo el negocio estaba realmente afectado

“Tenías toda la razón, Hijo mío… Efectivamente estamos sufriendo una tremenda crisis”

 Moraleja personal: yo no espero que los listillos con estudios (pero que no han trabajado en su vida) nos vayan a sacar de esto que llaman crisis, ni mucho menos espero que los políticos sean nuestros salvadores… es imposible dado que una mayoría de ellos son listillos pero sin estudios que es aún peor… y lo que es requetepeor que muchos se han metido a políticos para no trabajar o para sacar una plaza “de las llamadas de libre designación”, eso sí sin haber agarrado en su vida un libro. ¿En manos de quienes estamos?

 “Si nos preparamos para ganar, ganaremos… es una simple elección personal. En estos momentos tan diferentes, no soñemos que hay oportunidades esperando por nosotros, o que cualquiera de “estos” que nos dirigen nos las van a conseguir… no soñemos… ni esperemos… preparémonos para ganar”.

... “Compren mi pan de horno calentito”

                                                                                 José Manuel Párraga

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails