24 de diciembre de 2013

Hoy es un buen día para sonreir.

Claro que sí... empecé a dudar de si sería una buena opción. Pero al final no tuve ninguna duda, lo tenia claro, muy claro, demasiado claro. Claro que sí me repetí... ahora es el momento, de no dejarse llevar por el desánimo, la tristeza o simplemente y de donde viene todo, dejarse llevar por los malos recuerdos y por la visión gris del día a día. Me puse manos a la obra y entendí lo que me pedía el cuerpo... me pedía acción, estar abierto a cualquier estimulo exterior que me alegrara ese momento, observar lo que sucedía en mi entorno, pero eso sí con una sonrisa en la cara. Sabía que mi sonrisa no solo sería buena para mí... sobre todo sería maravillosa para los demás. 
Por eso...
Hoy es un buen día para poner una sonrisa en nuestra cara. 
Hoy es un buen día, al igual que el día de mañana, y el siguiente para hacer que sea especial, tan especial como cada cada uno de nosotros. 
Hoy es un buen día para hacer de la magia algo real y necesario.
Hoy es un buen día para que nuestros sueños no solo se hagan realidad, sino que nosotros los hagamos realidad..., ¡claro! las cosas no se hacen solas.
Hoy es un buen día para acercarnos a un amigo, a un compañero, o a una persona desconocida y abrazarle con todo nuestro ser.
Hoy es un buen día para escuchar música, para movernos al ritmo de una canción, o sin ritmo que ya verás como es aún más divertido.
Hoy es un buen día para dejar ya de abandonarnos a esos pensamientos que tanto, tanto daño nos hacen.
Hoy es un buen día para para abrir un grifo y dejar correr el agua y ya está, sin más complicaciones. Y si puedes, para ver fluir ese agua en un río cualquiera de cualquier sitio o en una orilla cualquiera de cualquier mar.
Hoy es un buen día para que en ese espejo en el que nos miramos todos los días dejemos de ver los pequeños restos de pasta de dientes y mirando hacia arriba descubramos unos ojos, los ojos más maravillosos que nunca hayamos mirado.
Hoy en un buen día para sentirnos bien y otra vez dependerá de cada uno de nosotros... recuerda ¡las cosas no se hacen solas!.
Hoy es un buen día para apreciar lo que tenemos, no es tan poco como nos parece en la mayor parte de las ocasiones. 
Hoy es un buen día para confiar que al ponernos en pie todo lo veremos desde más arriba, desde más alto. Así de fácil. Pero nos tendremos que poner en pie.
Hoy es un buen día para caminar, con rumbo o sin rumbo. Con el rumbo de saber hacia donde vamos y sin el rumbo para saber afrontar las sorpresas que nos traiga la vida.
Hoy es un buen día para disfrutar del sol, de la lluvia, del arco iris, de las tormentas, del viento, de la brisa en la cara, del día nublado, de la noches estrelladas y de las noches sin luna. De esa manera no le pondremos objeciones a aquello que nunca podemos llegar controlar y que al fin al cabo sucederá. Hay cosas que sucederán independientemente de lo que nosotros hagamos.
Hoy es un buen día para salir, para salir de esa zona de comodidad en la que nos sentimos seguros y arriesgar... sólo así descubriremos nuestra magia y el lugar donde duermen nuestros sueños.
Hoy es un buen día para acurrucarnos junto a esa persona que nos quiere, esté o no junto a nosotros. Y sentir su calor, compartir su alma y escuchar su corazón. 
Hoy es un buen día para sentirnos vivos y para hacer sentirse vivos a los demás.
Hoy es un buen día... para sonreír.
Ahí comienza todo y todo termina. 
Y claro las cosas no se hacen solas... dependen de tí.
José Manuel Párraga

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails