6 de diciembre de 2012

Por favor NO... no dejes que mediquen a tu hijo. Metilfenidato NO


¿Cuántos viajes a Cuba pagados? ¿Cuántas prebendas de regalo por recetar cierto tipo de medicamentos?... Bueno si se trata de antibióticos la repercusión podría ser mínima a nivel de salud, pero cruel a nivel económico. Por ejemplo la amoxicilina (3 euros el tratamiento) en relación con cualquier antibiótico de "última generación", eso si a 60 euros el tratamiento con la misma efectividad clínica... pero claro con PREMIO o  "recompensas asociadas" y quiero recordar que "ilegales" en nuestro país.

Pero otra cosa son nuestros hijos y ese diagnóstico atroz y abusivo de TDAH (vamos el niño inquieto y que no presta atención). El metilfenidato (similar a las anfetaminas pero con efectos farmacológicos más parecidos a la cocaína) es el tratamiento habitual de casi ya 8 de cada 100 de nuestros hijos. Una barbaridad que camufla la verdadera realidad que no es otra que por un lado lo que podríamos llamar el Trastorno de Falta de Atención a Nuestros Hijos (patología familiar) y el Déficit de Capacidad Diagnóstica e Incapacidad de Psiquiatras Colegiados (patología de algunos de los especialistas de salud mental del ámbito occidental). ¿Cuánto ganan en "regalitos" por recetar a cada niño que ven en sus consultas? Los laboratorios farmacológicos haciendo el agosto año tras año... y llevan décadas con este medicamento (Los ingresos derivados del mercado de drogas para el TDAH, incluyendo al MFD y sus competidoras, alcanzan sólo en EE. UU. valores superiores a los 3.100 millones de dólares).

Medicamentos como el Rubifen, Ritalín, Concerta, Tradea y el Aderall cuyo ingrediente activo es el metilfenidato, pueden causar dependencia. Estos medicamentos son utilizados para tratar a los niños con Trastorno de Déficit de Atención con o sin Hiperactividad, TDAH.

Así lo reconoce la página web del gobierno de Estados Unidos www.nlm.nih.gov que es la Biblioteca de Referencia Médica más grande del mundo.

En el artículo “Metilfenidato” también se reconoce que algunos de los efectos secundarios por el consumo de esta sustancia podrían provocar graves consecuencias para la salud. Entre los efectos secundarios se enlistan los siguientes: crisis convulsivas, visión borrosa, agitación, pensamientos extraños, alucinaciones (ver o escuchar cosas que no existen), tics motrices o tics verbales (repetición de palabras o sonidos), depresión, palpitaciones o latidos irregulares del corazón, fiebre, dolor de garganta, hemorragias o moretones inusuales, dolor en los músculos o en las articulaciones, urticarias, sarpullido (erupciones en la piel) y dificultad para respirar o tragar.

Además, se indica que el metilfenidato puede causar retraso del crecimiento (talla y peso) en los niños, especialmente si lo toman durante mucho tiempo. 

Otro estudio científico sobre el poder adictivo del metilfenidato que se ha referido a que los efectos de la cocaína y el metilfenidato no son tan sólo similares, sino que el metilfenidato es más potente que la cocaína, es el artículo de la Dra. Volkov (2007) “Cuidado, elRitalin actúa como la cocaína” del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de Estados  Unidos.
Y mucho más .
No los dejes en manos de pastillas, pueden cambiar la vida de tu hijo pero para mal. Cada vez es más habitual para mi observar tras una conversación con alguna madre desesperada con la posible anorexia de su hija adolescente que lleva tomando metilfenidato desde hace años, o me comentan los problemas de conducta de su hijo, eso si medicado también...
No dejes que mediquen a tus hijos... dales amor, cercanía, amor, tiempo, amor, cariño, amor, cuidados, amor, háblalos..., amor, escúchalos...
Ayúdales a dormir con tu compañia, con tu AMOR, con tu tiempo... Siempre atento a sus necesidades, a sus problemas y sobretodo a sus "victorias"... que nunca pasen desapercibidas. Y sobre todo estar siempre presentes en sus vidas, de una u otra manera... no debe haber excusas para esto. 
El futuro de nuestros hijos depende de nosotros los padres y de nadie más, no dejes el futuro de tus hijos en manos de un fármaco, estoy seguro que TÚ no te los tomarías, salvo que fueras un adicto en cuyo caso te vendrán muy bien..., tan bien como a algunos de nuestros psiquiatras. 


No quiero parecer a otros que indican lo que se ha de hacer o lo que no, en base a nada. Aqui os dejo un informe técnico del año 2011, basado en la evidencia científica disponible... y que cada uno que saque sus conclusiones. Las mías las tengo claras. 

Me gustaría que tú tampoco tuvieras dudas. Por el bien de tu hijo, por el bien de nuestro futuro.

Coste del tratamiento: ¿A qué no adivináis cuales son los que más se recetan hoy en día?











No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails