13 de septiembre de 2012

Cuentos de verano: "Y no sonríes... sino lloras"


Cuando las cosas tan mal vayan  que sin quererlo pasa.
Cuando el camino hacia una cuesta empinada tira.
Cuando tus pasos enlentezcan tu destino.
Cuando tus recursos escaseen y sólo tus “deudas” miras.

Y no sonríes, sino lloras.
Siéntate en el camino, pero no te rindas.

Si tus preocupaciones te asaltan y te aniquilan.
Si no encuentras respuestas a tus preguntas vacías.
Si sí, o si no, o si tal vez, o si dudas de ti algún día.
O si el fracaso llamase a tu puerta o le abrieras a la intriga.

Y no sonríes, sino lloras.
Siéntate en el camino, pero no te rindas.


Fracasar no es caer, es no poderte levantar.
El éxito no es llegar, sino el esfuerzo en el camino.
Y cuando los nubarrones aparezcan déjalos pasar
procurando disfrutar del arco iris del destino.

Y aunque el paso sea lento, impreciso y lento,
recuerda que más allá del triunfo está el ¡otra vez lo intento!.

Por eso, atrévete a luchar sin duda,
porque en verdad, cuando todo se enturbia,
el que es valiente no se rinde,
¡lucha!

De José Manuel Párraga


1 comentario:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails